22.6.11

Operación bikini

Cuando redacte la entrada gorda, realmente quería escribir esta, pero creí conveniente poneros en antecedentes. ;-)


Desde que se acabó mi intento frustrado de lactancia materna, traté de comer menos para volver a mi peso original, así, sin demasiado agobio y sin prisa (consciente de que tardaría al menos un año en recuperarme).

Pero pasaban los meses y aunque iba adelgazando el proceso era taaaaaaaaaaaaaaan lento! y taaaaaaaaaaan frustrante! mis amigas más queridas me decían -" pero que quieres?, es que acabas de tener mellizos!", pero claro, no vas con un cartel por la calle que dice "recién parida" ni en las tiendas de ropa te dicen -"Pasa, mamá-de-mellizos tenemos justo lo que necesitas". Total, que empiezas a sentirte mal con la situación.

Papito, viendo que las "indirectas" no funcionaban optó por pedirme cita en una nutricionista muy buena  (http://www.martaaranzadi.com/) que le había ido fenomenal a una conocida. Yo me revolví como una lagartija! Me estaba llamando gorda precisamente él que sabe lo mal que lo he pasado, y bla, bla, bla (cuando quiero dramatizar soy única).

Hay cosas que requieren la convicción, voluntad, humor, fortaleza física y emocional de quien las tiene que practicar, y de verdad, el ir una vez a la semana a que una tía me diga si he adelgazado o engordado un kilo y encima pagando (una pasta!), pues no me apetecía nada.

Pero lo hice, ESTOY A DIETA, y es más, estoy encantada con la dieta!!! ;-) GRACIAS PAPITO!!

La comencé sin ningún entusiasmo, pensando, mira, la hago un mes para cerrarle la boca a papito (que puede ser muy persuasivo cuando se lo propone) y listo.

En la 1º visita, pensé, "no, si todavía termino engordando más" (yo no comía tanto!), pero me tragé todo mi escepticismo, la seguí a rajatabla (llevo 2 meses) y me ha ido fenomenal! Yo que ya estaba interiorizando que el quedarme deforme era una factura que tenía que pagar por tener a mis dos preciosidades, de nuevo me voy reconociendo delante del espejo!

Se trata de una dieta disociada, en la que comes de todo (fruta, verduras, proteínas (carnes, pescados...) y carbohidratos (pan, pasta, arroz, legumbres)) de forma equilibrada y sana,  sin medir cantidades. El truco está en vigilar que se puede mezclar y que no en las 5 comidas diarias. (Si alguien quiere información más detallada estaré encantada de proporcionarsela!)

Aun tengo operación bikini para rato, pero estoy muy animada, veo como voy bajando de talla, como van cerrando cremalleras que antes eran inamovibles! y recuperando ropa que creí no me volvería a poner (quizá pasó de moda, pero y lo que disfruto viendo que me vale?)

Así que si veis a una mama de mellizos (se reconoce rápido por el carrito gemelar) con ropa de hace 3 años algo ajustada de más pero con una sonrisa de oreja a oreja, quizá estáis ante una servidora que hoy por primera vez en AÑOS ha vuelto a meterse la camisa por dentro del pantalón!

3 comentarios:

Trax dijo...

Enhorabuena por conseguir aguantar una dieta, ver los resultados y meter la camisa por el pantalon!!
Acabo de descubrir tu blog y me anima a seguir esta batalla que nos ha tocado.
Ojalá tenga la misma recompensa que tú.
Ahora estoy de "descanso" quitando eso de más que me han dejado los tratamientos.
Encantada de conocerte.
Besitos.

Nenica dijo...

Trax! Encantada!
Te deseo de corazón que te repongas pronto y te quites "eso de más" que dejan los tratamientos (y no solo hablamos de kilos).
Leyendo tu blog solo me atrevo a decirte que TE ENTIENDO, son momentos muy duros en los que la incertidumbre se convierte en tu peor enemigo.
Suerte

Peque a la Moda dijo...

Ánimo, guapa!
Qué maravilloso es mami, pero también ser mujer y sentirnos guapas, verdad?

En nada, tipazo!

Besos

:)