18.7.11

Lección nº2: Si no quieres que te pregunten, no lo cuentes!

Así son mis peques, dándome lecciones incluso desde antes de nacer.

Situación:
Papito quiere que tengamos un bebé!!! :-)
Se me sale el corazón de felicidad!! TENGO QUE CONTARLO!!!! En menos de 24 horas, he llamado a casi todos los teléfonos de mi agenda para compartir las buenas noticias! (me encanta dar buenas noticias, y esta sin duda lo era!)
...............................
Consecuencias "imprevistas": "El bebé" tarda mucho más de lo esperado en venir y me he encadenado yo solita a una ronda continua de preguntas, comentarios y opiniones en muchos casos (aun con una presupuesta buena fe) indeseables.

No os podéis imaginar la de veces que me he arrepentido de ese impulso de felicidad que me llevó a contar las cosas antes de tiempo.

Y es que nosotros somos responsables en muchos casos de los comentarios de los demás, al final, la gente opina sobre las pinceladas de nuestro yo que mostramos públicamente.

Así por ejemplo, en otro contexto, si contamos que vamos a hacer una entrevista de trabajo en un sitio supermolón (cuando estás en la ronda final de selección) no nos debería extrañar que luego nos saquen esa entrevista en la conversación (aunque a esas alturas nos de rabia recordarlo pues finalmente no fuí la elegida) y así con tantísimas cosas en la vida..... (Una amiga mía (a la que le va estupendamente con la decisión que tomó) todavía está sufriendo las preguntas en el ascensor de su vecino del 6º acerca de si acabó o no una carrera que dejó aparcada hace  años!, para salir corriendo!!).

Conclusión: Comunicación, sí, pero con moderación! Sopesando las consecuencias y sobre todo  al interlocutor!

5 comentarios:

Mama mimosa dijo...

Totalmente de acuerdo. Yo también me precipité al informar en mi entorno sobre mi decisión de ser madre. Pensaba que iba a ser llegar y besar el santo y fíjate tu. Ahora no sé dónde esconderme para evitar la preguntita. Ya ves, mira que me lo había advertido.

Nenica dijo...

Pues "aprende de mis mellizos" ;-) y se prudente cuando tengas que dar la GRAN NOTICIA!! Eso sí, en la blogosfera nos tienes al tanto, eh!!! besos

porfinyomisma dijo...

Yo me precipité cuando me harté de decir que no pensaba tener un tercero ni loca :S jajajaja
Tienes mucha razón. Hay que pensar lo que decimos ¡¡y a quien se lo decimos!!

Nenica dijo...

Ni loca eh!!! jajajaja, pues mira que bien acompañada vas ahora al baño!! Si es que a veces nos deberíamos morder la lengua!!

Maria dijo...

Totalmente de acuerdo!! Hay que saber a quien se cuenta las cosas!! Muchos besos