19.9.11

Hermanos

Ya he contado en más de una ocasión que tuve una infancia muy feliz, sin duda mis padres habrán tenido mucho que ver (de eso me doy cuenta ahora), pero de pequeña, para mí, mi gran referente ha sido mi hermano.

Solo nos llevamos 2 años, pero él ha sido siempre el mayor, mi protector, mi cuidador, el inventor de juegos y canciones, el confidente de todos mis secretos, mi apoyo, mi seguridad. Le quiero, le admiro, desde siempre, para siempre, por todo lo que ha sido para mí y por todo lo que es.

Fantaseando con la maternidad, desde pequeña, siempre pensaba en tener 2 hijos, conforme pasaban los años y dudaba siquiera de la posibilidad de ser madre, empecé a imaginar lo que sería tener un hijo único, pero, como iba a privarle a ese ser querido de una de las relaciones afectivas más bonitas del mundo? 

Afortunadamente la vida ha sido muy generosa conmigo y hoy tengo a mis mellizos, el rey de la casa y la reina de la casa (sí, sus padres han sido gustosamente destronados).

Cada vez interactuan más entre ellos, la primera vez que Nene se puso de pie solo, fue para asomarse a la cuna de su hermana, experimentan como inundar el cuarto de baño abriendo los grifos, vacían los cajones que tienen a su alcance, golpean juntos las ventanas, se pelean por el mando de la tele y el móvil de mamá, canturrean cuando les saco a pasear (uno silabea y el otro le sigue haciendo el coro), se intercambian chupetes (y virus)... Yo les miro y observo como se están tejiendo esos vínculos fraternales, casi les envidio!

Estas últimas noches han estado malitos y muy dependientes de mí para dormir, estoy siempre alerta a cualquier ruido que hagan, pero este fin de semana, tras dejarlos en la cuna, lo que oigo son risas, mejor dicho, carcajadas (esa risa tonta que no puedes parar y que tratar de contenerla sólo te hace reir más), no se que harán (no quiero que me vean y lloren por querer venirse conmigo), pero están juntos, compartiendo normas (a dormir!) y ratos de felicidad, íntimos, suyos, de hermanos.

11 comentarios:

MAMAENCANTADA dijo...

Que bonito lo que cuentas.
Yo no tengo hermanos y la verdad cuando era pequeña no los echaba de menos pero de mayor si, asi que no quiero que mi nene se quede solo. Cuando llegue el momento sin duda intentaremos que llegue el hermanito, quiero que viva esa complicidad y ese cariño infinito.

Mis Mellizos y Yo dijo...

A partir de ahora esas risas compartidas van a llenar tu casa, a mi me llenan de felicidad, ya veras las conversaciones entre ellos ¡son increibles¡ cuando los escuchas sientes la felicidad plena ¿verdad? un superabrazo.

mama de parrulin dijo...

Qué hermosa relación tienes con tu hermano, me encanta. Y la de tus hijos, más aún. Enhorabuena!

mamá de un bebote dijo...

Qué relación más preciosa la de tus hijos, qué bien has descrito la risa esa floja...que cuanto más quieres parar más incontrolable es....

Mama mimosa dijo...

Yo no pararía de mirarlos, se me cae la baba leyéndote. Qué suerte poder disfrutar de tus hijos. Un abrazo.

Nenica dijo...

Chicas! gracias por comentar!

Supongo que si no tienes hermanos no los echas en falta, luego están los que se llevan a matar, que de todo hay, pero ojalá que mis peques tengan una relación tan bonita como la que tengo yo!

M.encantada, síiii! un hermanito! :-)

irene dijo...

Yo soy hija unica y siempre he pensado que nunca tendria solo un hijo, al final he tenido a mis tres tortuguitas que me dan una envidia... me encantaria haber tenido dos hermanas y disfrutar de ellas. Por ello espero que se quieran, que se adoren, que se necesiten y que disfruten de sus vidas juntas... cuanta razón tienes!!

porfinyomisma dijo...

que guay...
¿¿Cómo te aguantas sin asomarte a ver qué hacen??
Yo oigo risa floja en el cuarto d E. y M. y me temo lo peor, jajaja
ES estupendo verles cuando se abrazan o se ríen juntos ¿verdad?
A mi me encanta cuando M ve llorando a alguno de los hermanos y va a pasarle la manita y les dice "ya tá".

madredemellizos dijo...

Es increíble el vínculo que tienen! Juegan y ríen juntos a todas horas, dónde va uno el otro detrás, comparten crianza, afecto, aprendizaje, diversión...creo que este lazo que les une, lo cuidarán siempre. Los padres debemos fomentar este vinculo, que sean seres independientes, pero siempre sintiendo el apoyo y la "piña"del hermano. Tener un hermano es el mejor regalo que le hemos dado a nuestros hijos! Un abrazo Alicia.

Nenica dijo...

Irene, ver jugar a tus 3 tortuguitas en casa debe ser divertidísimo, seguro que se adoran y se necesitan!

Porfinyomisma, me muero de ganas de ir a ver que hacen, pero es pura supervivencia, necesito dormir!, Si están divertidos y me acerco, dejan de "jugar" y se obsesionan con que les saque de la cuna para disfrutar un poco más de su mamá (pobres). De momento abrazos no se dan, pero miradas de complicidad y risas todas las que quieras!

Marta, Yo también creo que tener un hermano es el mejor regalo del mundo!

Maria dijo...

Que linda!! Yo tambien tengo pasión por mi hermano y aunque es 8 años mayor que yo, siempre hemos estado muy unidos, me ha cuidado mucho y ahora soy la que lo cuido jajajaj... A mi tb me gustaría tener más hijos, a ver si puede ser pronto... Un besito