8.11.11

A jugaaaaar!

Que es lo que más le gusta a mis nenes? En este momento no hay duda, lo que más les divierte es jugar al escondite!

Allá que voy yo por toda la casa, dónde están mis nenes? estarán detrás de la puerta? Noooo! Estarán dentro del armario? Noooo! Estarán en un cajón? Noooo! Y mis nenes que están agazapados detrás del sofá (a la vista de cualquiera) se quedan inmóviles ante mi fingido sufrimiento esperando el mejor momento para decir Atatáaaa! (que viene a significar Aquí está!) y partirse de la risa.

Si están en la cuna, es más sencillo, el típico Cucú-Trás (esta denominación es de las nuevas generaciones) Donde está la nena? se tapa los ojos diciendo No-tá, no-tá y cuando ella lo decide dice Atatáaa!!!.

Nene es más gracioso todavía, no se muy bien porqué, pero cuando pregunto donde está lo que hace es taparse la boca! (claro, que quizá lo que hace es tapar uno de sus rasgos más distintivos, ya que mi pobre nene ha heredado la boca de mi padre, ahora está supermono, pero ya estoy ahorrando para la ortodoncia!).

En la bañera han aprendido a esconderse y aparecer cerrando y abriendo la mampara, se lo pasan pipa! nene ya tiene autentico vicio con el jueguecito, hasta el punto que un día la cerró con tanta fuerza que la desencajó y se me cayó encima (y eso que sigue hecho un tirillas!). Nada grave, solo un coscorrón y una regañina de papito por dejarles hacer el salvaje!

Otra forma divertida de interactuar con ellos es preguntarles las partes del cuerpo, te van señalando los ojos, la nariz, la boca, las orejitas, el dedito, la mano, el pie...... yo se lo celebro muchísimo y a ellos les encanta!

Como a todos los bebés, les apasionan los móviles y los mandos a distancia, además, no se dejan engañar, no vale que les dejemos un móvil viejo, su misión es cargarse el de mamá! Si me ven hablando por teléfono se activa un campo magnético y se van acercando con cara de curiosidad para que les deje cogerlo, lo malo es que en muchas ocasiones acaban colgando la llamada o peleándose entre ellos hasta el punto que me resulta imposible seguir hablando!

Otro de sus pasatiempos favoritos es abrir y cerrar los armarios y cajones de toda la casa. Les tenemos prohibido entrar en la cocina, pero de vez en cuando les dejo acceder a un armario que tengo lleno únicamente de cosas irrompibles y disfrutan como enanos por alcanzar los prohibido y experimentar con las formas, materiales y colores de las cosas que tengo ahí guardadas. Claro que muy discretos no son, porque cogen un par de tapaderas y se inventan rápidamente unos platillos! Los vecinos deben estar hasta el gorro de nosotros!

Como todos los niños de hoy en día, tienen montones de juguetes, para que no se cansen de ellos, suelo seguir una recomendación que me hicieron con mi perrita (siento la comparación, pero fuí dueña antes que madre!), básicamente es escondérselos y dejarles jugar con un juguete cada vez, realmente en el día suelen tener 3 o 4 juguetes a su disposición. Les gustan absolutamente todos! Cuanto más tiempo hace que no lo ven, más les gustan!

Yo trato de enfocarles más hacia los que son de encajar piezas por aquello de la motricidad fina, pero disfrutan absolutamente con todos, destacaría especialemente, la pelota (para tirarsela a mi perrita), los bebés (les ponen el chupete, les dan el biberón, hacen que le cambian el pañal, son unos padrecitos estupendos!), y cualquier cosa de colores que haga música.

También les encanta pasear el cochecito de muñecas, un clásico! Lo más divertido es que además se suben ellos y quieren que les pasee yo (mea culpa, por andar jugando a los muñecos con mis propios hijos!). Y como mi nene es un comodón y una vez que se sube no hay quien le baje, el otro día, Nena terminó paseando a su hermano subido en el cochecito!

Están o no están para comérselos?

9 comentarios:

Trax dijo...

Un baberito para nenica!!
Tienen que estar para comérselos. Para estar entretenida horas y horas. Me los como pensando en el nena en la sillita y la nena tirando de él.
Un besote.

Maria dijo...

Pues si que están para comerselos!!! Que lindos!! A mi hija tb le gusta lo primero la totó (pelota) despues los nenés (muñecos) y despues los encajables jajajaj me encanta que les guste jugar al escondite!! Que lindos por favor, que bien os lo pasais!!

MamaEncantada dijo...

No se como no te los has comido todavia.
Al mio le encanta jugar al cucu tras con un trapo, puede estar horas poniendole algo en la cara y el quitandoselo, se parte de risa.
Y los encajables aunque él todavia no es capaz de encajarlos, alguna vez acierta pero pocas pero le encanta que yo le coloque la pieza y el empujarla y meterla

irene dijo...

Mi peque cuando no está se tapa los ojos... que pensaran que desaparecen?? Y tu con dos de la misma edad... lo que no se le ocurra a uno se le ocurrira a la otra... que peligro!!

mama de parrulin dijo...

Si están para comérselos! Ja, ja! Qué tendrá el escondite que tanto les gusta? Y qué sonrisa más grande cuando creen que nos han asustado escondiendose! Ja, ja!

Mis Mellizos y Yo dijo...

Uff me encanta leerte porque todo son recuerdos y mas recuerdos ¿te das cuenta de que el escondite lo llevan innato? la cocina y los tapers ¡menuda diversión¡ maría paseando a alejandro en el carricoche hasta que se cargaron los dos jeje ¡ay que edad mas bonita¡

mamá de un bebote dijo...

qué imagen la de la nena empujando la sillita con su hermano sentado....para comérselos...

Nenica dijo...

Trax sí, un babero de los que empapen bien!
María, igual la pelota y la perrita, me encanta verlos jugar juntos a los 3!
M.Encantada, mis nenes igual aunque no lo encajen ellos disfrutan de empujar la pieza que yo he colocado!
Irene, pues anda que tú con 3! y más mayores, así de espabilada tienes a tu peque!
Parrulina, son incansables con el escondite, menosmal que aun no se saben esconder bien que si no me da algo!
MMyYo eso me decías cuando estaba embarazada, está claro que estás disfrutando al máximo a tus peques!
Yo disfruto de leerte a tí, porque así veo lo que viene, y también me encanta!
MdBebote, estaban divertidísimos, los grabé en video!

Mama mimosa dijo...

A mí me encanta jugar al escondite con mi sobri. Cuando me escondo yo, me escondo bien, porque si me ve me dice que así no juega, que ya me ha visto. Pero cuando le toca a él, es capaz de esconderse tan mal que me da la risa y luego se enfada porque se piensa que me río de él. Son tremendos. Un babero para toda la sala, je je.