28.11.12

mamá, quentame un quento!

Como estoy disfrutando contándoles cuentos a mis peques!

Les encanta!, por las mañanas mientras desayuno, voy alternando el trago de café con leche con grandes gesticulaciones y comentarios en plan "para comeeeerte mejor", o " que mala la madrastra, no le deja ir al baile!" o "soplaré, soplaré y la casita derribaré!"

Y por las tardes, es verme aparecer por la puerta e ir corriendo a por sus cuentos y pelearse porque lea uno u otro primero.

Suelo regalarles libros de dos en dos, para que cada uno tenga el suyo, y no haya peleas, y es curioso ver como asumen por ejemplo que el de "los 7 cabritillos" es de Nene y "Pinocho" de Nena y cuando se los leo se me sienta encima el "propietario" del cuento! (y el otro al lado).

Me da que mis nenes van a ser tan devora libros como lo fue su mamá! Son incansables, y me encanta la idea pues yo disfruté muchísimo de pequeña tanto de que me los contaran (mi padre era un auténtico maestro gesticulando, poniendo voces y haciendo sonidos, a veces tengo la sensación de estar copiando literalmente sus palabras) como leyéndolos cuando fui más mayor.

Las que tengáis niños de la edad de mis peques seguro que conoceréis al pollo Pepe, yo ya me había quedado intrigada con una frase que leí en algún blog que decía "que tendrá el Pollo Pepe?'", y un buen día mi Nene empezó a hablar de él en casa pues lo estaban leyendo en el cole, así que se lo compre! bueno! hasta duerme con el libro! como le gusta! y mira que es sencillo pero les llama mucho la atención, en el cole además lo han asociado a movimiento, y conforme se lo lees empiezan pica-pica- pica Aaaammmm.

De un tiempo a esta parte me he decantado más por los clásicos de toda la vida, los vamos construyendo juntos, primero se los cuento muy simplificados, con 4 ideas principales, conforme me van preguntando por los dibujos les voy contando más detalles y según los van asimilando cada vez son un poquito más largos y más complejos.

Con los que ya se saben bien, estoy tratando de que me los cuenten ellos a mí y el paso siguiente será repartirnos papeles y escenificarlos en casa! que ganas! ... pero aun es pronto!

Y como he ido aprendiendo leyendo a alguna que otra mamá blogera, voy metiendo mis cuñas para que me hagan caso, así por ejemplo Hansel y Gretel eran dos niños muy desobedientes, por que se soltaban de la mano de papá y de mamá al cruzar la calle. Eso no se hace! Y sabes lo que les pasó? que un día al ir a cruzar la calle se soltaron de la mano!.. y se perdieron en el bosque! (si queréis saber como sigue, tenemos sesión continua de cuentacuentos en mi casa todos los días hasta las 9:30 de la noche!, estáis invitados!).

Ver como dice mi nena que "nanseynete son muy bebebebentes" no tiene desperdicio, o que el patito feo, no es feo, es "difefente".

Y me resulta muy curioso, pero les encanta que haya buenos y malos, lo que ha ganado el cuento de Hansel y Gretel desde que le he levantado la censura a la bruja (pensé que les podría asustar), ya casi ni se acuerdan de la casita de chocolate y quieren ir directamente a la parte que sale la bruja, les encanta!

Y entre cuento y cuento quedan conversaciones como esta:

Nena: penipienta no deja ir al baile
Mamá: No dejan ir al baile a cenicienta? Y tú quieres ir al baile?
Nena: Síiiii, - y al rato (no se yo si entiende muy bien eso del baile)... con mamá!
Mamá: Vale! pues vamos al baile!, mamá baila con papá y nena con el príncipe!
Nena: Nena con el pínsipe nooo! nena baila con PAPÁ!!!
(imagináis como se le caía la baba a papito cuando se lo conté!)

Y cuando acaba el cuento, ya sabéis, "Colorín colorado... este quento sacabado!" cerramos el libro y en seguida uno de los dos me dice "Ota ves!" y vuelta a empezar!

Erase una vez....

9 comentarios:

Opiniones incorrectas dijo...

Me siento una inculta por no conocer al pollo Pepe xD
¡Buenísimo lo de los propietarios del cuento! :)

Nenica dijo...

Bueno, OI, tu te has leído Manolito gafotas! Cada generación lo suyo!

Trax dijo...

Yo tampoco sé quién es el pollo Pepe, jajaj.
Me ha encantado esta entrada, imaginármelos escuchándote y a ti, contándolos. Me apunto a cuenta cuentos!
Besos.

Nenica dijo...

Pues nada Trax, te hacemos un hueco en el sofá! seguro que se te da genial! ahora, prepárate para repetir el mismo cuento una y otra vez! y si es preciso, hacerle pam, pam , pam en el culete a la madrastra y cogerle de los pelos a la bruja!

Rut dijo...

Me ha encantado...como se disfruta con los peques verdad? a mi también me encanta leerles cuentos o inventarmelos..jejeje. Un besote y me encantaría veros a los tres en el sofa por un agujerito!

Irene dijo...

En mi casa quien cuenta los cuentos es mi marido, como esta poco con sus hijas le dejo ese trocito de dia para que esten con el. La peque cada noche le pide "uno cuento"... ahora estamos con Peppa Pig, la tele hace mucho daño a los cuentos tradicionales, je,je...

Nenica dijo...

Mis cuentos inventados de momento no les han llegado mucho, pero los de libritos con imagenes, les chiflan!

Irene, de los mejores recuerdos que tengo de mi padre es de cuando nos contaba cuentos de pequeños, que bonito! Peppa Pig nos gusta también, pero en la tele o los coleccionables esos que vienen con pegatinas, y hasta un reloj!

Laura dijo...

Disfrutalo, ese momento cuento es fantástico!! Se achuchan a tu lado y escuchan!! Eso dura un momento al día, pero es maravilloso. Mi hijo Mateo de seis ya todavía lo reclama y espero que por mucho tiempo. Y mis mellis no te digo, pelean por ver quien se pone más encima de mamá, jiji.

Te recomiendo los cuentos de Bebé Koala son de la editorial Bruño, creo que les gustarán.

Un beso x dos.
Laura

Mo dijo...

Qué chulo...Yo empiezo ahora a disfrutar de los cuentos con Peque, es un momento especial, verdad?
Besotes!
PS: Ni idea de quien es el pollo Pepe, jajaja!