25.4.14

Nadie como tú

Chiquitina, ya hace casi un año que no estás y ..... te echo tanto de menos!

Ya no lloro todos los días, ya no evito volver al sofá cuando se acuestan los niños en ese ratito que te dedicaba solo a tí, y ya no ando por la casa arrastrando los pies para evitar pisarte.... pero te echo de menos igual.

Ahora con el buen tiempo, nos encontramos con un montón de perros todos los días y tenemos que saludarlos! Porque Nene y Nena, apenas tendrán recuerdo de ti, pero convivir contigo, el poco tiempo que pudo ser, les enseñó a amar profundamente a los animales, a respetarlos, a cuidarlos. Recuerdan inconscientemente lo suave que eras y los besos que les dabas y buscan ese cariño en cada perro que se encuentran, con delicadeza, con respeto, eso lo aprendieron contigo.

A mi también se me van los ojos detrás de cada uno, especialmente con los de tu raza, a veces tan diferentes, pero a veces... tan parecidos, que se me hiela la sangre! En esos casos voy como loca a acariciarlos como si de alguna manera ese cariño pudiera llegar hasta ti... pero no eres tú, nadie como tú.

Me planteo muchas veces volver a tener otro perro, para volver a tener otra vez la relación que tenía contigo, pero los veo, los acaricio, me gustan, pero son "solo" perros, tú eras otra cosa! No hay nadie como tú!

Se que volveré a tener un perrito en casa, dejaré que sean Nene y Nena quien me lo pidan, y ese, por edad, será el perrito de sus vidas, y yo le querré y le educaré, pero la perrita de mi vida, sin lugar a dudas, has sido tú!

Hoy hacen en el cole de los peques la fiesta de la solidaridad, la profe les ha contado que a la salida habrá puestos de helados y de perritos (y que les tenían que pedir a los papás que les compráramos).

Pues nena había entendido que eran perritos de verdad (no hot dogs!) y se ha puesto a llorar como una loca cuando le he explicado que realmente vendían salchichas!

Ha empezado a decir que quería un perrito, para calmarle le he dicho que le pediría a una amiga que nos dejara el suyo unos días y me dice: "Unos días no! Para siempre!..... y que no se lo lleve el niño Jesús que ya le hemos dejado uno para que juegue! Este para mí!!!!"

Entonces, le he dicho, que era muy caro, y que no se si teníamos tanto "dinerito" (con otras cosas funciona), y me ha dicho: "No mamá, si este no lleva pilas. El que yo quiero anda solo, sin darle a ningún botón, y mueve la cola, me chupa y está suave! Ese no vale "dinerito", no está en una tienda!"

Se me partía el corazón al escucharla, solo he podido calmarla hablando de los posibles nombres que le podíamos poner a ese perrito de sus sueños.

Pero yo aun  no estoy preparada, para mí nunca va a haber nadie como tú.