22.5.15

así están las cosas

Las cosas con papito no van bien, creo que desde que tuvimos a nuestros hijos nunca han ido bien, hemos tenido intentos de querer que todo fuera bien, de tratar de hacer ajustes, de ceder, de cordialidad, pero la verdad es que no nos han durado mucho tiempo y las crisis se han ido sucediendo todos estos años.

Y mi visualización de una vida perfecta sería al lado de él, sin duda,  pero no se hasta cuando se puede vivir así, de crisis en crisis, poniendo todo el corazón y la esperanza cuando uno cree que remonta y cayendo de nuevo a enfrentarse a una realidad en la que parece que lo único que nos mantiene unidos es haber tenido 2 hijos.

Y me siento sin fuerzas para intentarlo de nuevo, y no se que camino tomar, ni si debo tomar un camino, o dejar simplemente que el tiempo pase y seguir jugando a las familias felices de puertas para fuera y mantener un entorno seguro y feliz para nuestros hijos.

No quiero hacerle daño ni quiero que me haga daño, pero nos lo estamos haciendo y he caído en una desesperanza, no se.

Yo no pensé en tener una familia y que me pasara esto, no quiero que mis hijos sean hijos de padres separados, no me siento con fuerzas para enfrentarme a lo que podría pasar si tomáramos una decisión que nadie quiere decir pero seguro que los dos lo hemos pensado.

Recuerdo la separación de mis padres como una pesadilla, y eso que ya era mayor. Me vienen estos días un montón de imágenes de mis padres en esa época, creo que el tiempo demostró que fue para bien, pero fue muy duro para todos durante años y aun quedan muchas cicatrices abiertas de aquella época.

Yo no quiero eso, pero tampoco estoy bien así,  a veces lo llevo mejor, incluso bien, y otras me ahoga la situación, ahora estoy en uno de esos momentos.

Y todo se me pasaría sin duda simplemente con un abrazo.

9 comentarios:

MATT dijo...

Qué complicado. Es imposible saber a ciencia cierta que es lo mejor en estos casos, así que déjate llevar por lo que te diga el corazón.
Un beso y ánimo

Mo dijo...

Aix nena, qué mal me sabe... :(
Opino como Matt, que debes hacer caso a tu corazón... pero como mujer de un hombre divorciado, te hablaré desde mi experiencia. Creo que aguantar por los hijos es, en la mayoría de los casos, un error (con los años he entendido algunas excepciones, pero hablo en general). Los hijos son felices cuando ven a sus padres felices, y captan como nadie cuando las cosas van mal (me acuerdo perfectamente de un par de crisis de mis padres y de como se enrarecía el ambiente). Y aparte de los hijos, si vuestra relación de pareja no funciona, ambos os merecéis vivir de una manera que os haga sentir bien. Ya sabes dónde encontrarme, así que no dudes en escribirme si necesitas hablar un rato. Un abrazote enorme preciosa. Muchos ánimos.

Montsequibu dijo...

Guapa cuánto lo siento, pero ya te han escrito palabras muy buenas, el corazón es lo que manda y que ánimo en cualquier camino que tires, que todo el mundo merece ser feliz, te envío muchos abrazos aunque sea por aquí. Besos grandísimosl.

Opiniones incorrectas dijo...

Vaya, siento mucho que esto te esté sucediendo.

¿Habéis pensado en acudir a terapia de pareja? Conozco algunos casos en los que ha ido bien.

De todas formas, con el respeto que se ve que os tenéis, vuestros hijos serán felices estéis juntos o separados.

A veces, una separación a tiempo es un triunfo.

Besos

MisMellis dijo...

Como dice Opiniones incorrectas ¿habéis pensado en un terapeuta de pareja? igual verbalizar las cosas y que os ayuden a afrontar vuestro sproblemas puede servir.
Ser padres es una tarea titánica y de múltiples es agotadora sobretodo los primeros años te lo digo porque nuestros primeros dos o tres años fueron llenos de discusiones agotamiento y reproches luego la cosa remontó.... y si no remonta como en tu caso no dudes que no hay que aguantar por los niños, que como adultos quizá es mejor pensar en una separación amistosa y cada uno ser feliz por su lado.
No se que decirte.... solo te mando un besote virtual y ánimo guapa

Laura ivm dijo...

Nosotros tenemos un hijo de poco más de tres años, y cada mes más o menos tenemos una crisis, generalmente provocada por mi síndrome premenstrual (al cual mi marido hace poco por adaptarse) que casi siempre desemboca en amenaza de marcharse de casa por su parte... Yo estoy irritable, cansada, todo el día fuera de casa por el trabajo, llego, un mínimo comentario de crítica o intento de mejora, y ya se lía... Y cuando le quiero pedir perdón (aunque a veces no creo que deba hacerlo, pero en fin...) se cierra en banda y acabo también mendigando... un simple abrazo. Hace no mucho me recomendaron un libro, Los hombres son de Marte y las mujeres de Venus, y el viernes justamente lo empecé, y con sólo leer las primeras veinte páginas creo que debería ser de obligada lectura para cualquier pareja. Lo tengo en pdf así que si quieres te lo paso, la verdad es que ayuda mucho, sobre todo si la otra parte se niega a ir a terapia ni a compartir esas cosillas con otras parejas (que creo que también ayuda mucho).

Nenica dijo...

Gracias a todas por vuestros comentarios!

A mi el corazón me dice quédate! y aquí estoy, pero no es fácil.

Mo, es verdad que los niños son felices si ven a sus padres felices, pero no necesariamente una separación te da la llave de la felicidad, cada caso es un mundo pero las separaciones que conozco de cerca han sido siempre muy traumáticas.

No, no hemos pensado en terapias de pareja, tengo poca confianza en esas cosas, aunque igual todo es replanteable.

Laura, conozco el libro, gracias, los hombres y mujeres somos muy diferentes, y cada uno de nosotros somos también muy diferentes.

Este fin de semana me contaba sus problemas una amiga que está en una situación parecida, debe ser de tontos, pero el mal de muchos, consuela.

Igual que consuela quitarse la careta de "vida feliz" aunque sea aquí virtualmente.

gracias de nuevo

Irene dijo...

Que tarde he llegado...
Como te entiendo Nenica... yo estoy igual... La verdad que es una situación dificil y dura... y me veo incapaz de darte algun consejo porque no sé hacerlo ni para mi. El dia a dia es muy duro y al final lo pagas con quien tienes cerca, triste, pero real.
Yo me he planteado mil cosas... pero ahi sigo por mis niñas... Aunque a veces pienso que para que nos vean asi... no vale la pena. Pero otras veces me da pena que vivan esa mala situación.... La verdad que es muy complicado.
Solo puede darte animos, y mucha fuerza... seguro que lo que decidas bien hecho está.
Besotes!!!

Nenica dijo...

Gracias Irene,
Parece que en este mes al menos hemos recuperado la cordialidad en el día a día, pero ese abrazo no llega...
veremos...