22.5.15

así están las cosas

Las cosas con papito no van bien, creo que desde que tuvimos a nuestros hijos nunca han ido bien, hemos tenido intentos de querer que todo fuera bien, de tratar de hacer ajustes, de ceder, de cordialidad, pero la verdad es que no nos han durado mucho tiempo y las crisis se han ido sucediendo todos estos años.

Y mi visualización de una vida perfecta sería al lado de él, sin duda,  pero no se hasta cuando se puede vivir así, de crisis en crisis, poniendo todo el corazón y la esperanza cuando uno cree que remonta y cayendo de nuevo a enfrentarse a una realidad en la que parece que lo único que nos mantiene unidos es haber tenido 2 hijos.

Y me siento sin fuerzas para intentarlo de nuevo, y no se que camino tomar, ni si debo tomar un camino, o dejar simplemente que el tiempo pase y seguir jugando a las familias felices de puertas para fuera y mantener un entorno seguro y feliz para nuestros hijos.

No quiero hacerle daño ni quiero que me haga daño, pero nos lo estamos haciendo y he caído en una desesperanza, no se.

Yo no pensé en tener una familia y que me pasara esto, no quiero que mis hijos sean hijos de padres separados, no me siento con fuerzas para enfrentarme a lo que podría pasar si tomáramos una decisión que nadie quiere decir pero seguro que los dos lo hemos pensado.

Recuerdo la separación de mis padres como una pesadilla, y eso que ya era mayor. Me vienen estos días un montón de imágenes de mis padres en esa época, creo que el tiempo demostró que fue para bien, pero fue muy duro para todos durante años y aun quedan muchas cicatrices abiertas de aquella época.

Yo no quiero eso, pero tampoco estoy bien así,  a veces lo llevo mejor, incluso bien, y otras me ahoga la situación, ahora estoy en uno de esos momentos.

Y todo se me pasaría sin duda simplemente con un abrazo.